INFORMACIÓN

COMO IDENTIFICAR UNAS GAFAS DE SOL

A la hora de comprar en nuestro comercio electrónico, en algunos casos, surge la duda de si las gafas de sol que veo en la WEB son las que estoy buscando. Existe una forma INEQUIVOCA de IDENTIFICAR las gafas que te pruebas en una óptica o comercio especializado, la gafa de un amigo, una gafa que ya tienes, etc.

Todas las gafas de sol AUTENTICAS, de MARCA, incorporan su identificación en el interior de una de sus patillas. Esta identificación NO siempre tiene la misma estructura, aunque siempre está especificado el modelo, el color de la montura y el color de la lente. En algunas marcas se incorpora en primer lugar un código alfabético de dos o tres letras que identifica la marca. Además puede incorporarse el tamaño de la misma, aunque son EXCEPCIONALES las gafas que se venden en varios tamaños. También y recientemente, algunos fabricantes están incluyendo el filtro de eliminación de luz o filtro solar.

TODAS NUESTRAS REFERENCIAS tienen esa misma estructura, para facilitarte que elijas la gafa que estás buscando.

A continuación mostramos con un ejemplo gráfico, como está organizada esa información en el interior de una patilla de una gafa de sol cualquiera:

En cualquier caso, no dude en consultarnos ante cualquier duda que tenga con respecto a la gafa que busca.

GAFAS DE SOL, ALGO MÁS QUE BUEN GUSTO

La vista es probablemente el más precioso de los sentidos humanos y quizás el mejor medio que tenemos para integrar el mundo exterior a nuestra conciencia.
Basta una ligera alteración de cualquiera de las complejas estructuras del ojo para que esta facultad se vea alterada.

Desde siempre, los oftalmólogos nos han dicho lo peligroso que puede ser la luz solar para la salud de la vista. Normalmente nadie mira durante varios minutos al sol deslumbrante y pone así en peligro su retina. Pero también la luz solar intensa en situaciones normales (radiaciones visibles más energéticas) no tan sólo molesta sino que también puede ocasionar daños.

Entonces las gafas de sol deben elegirse no sólo por moda sino que se deben tener en cuenta criterios de protección frente a los rayos de sol:

FACTORES DE RIESGO DE LA EXPOSICION SOLAR

- La altitud. A mayor altitud, menos atmósfera para protegernos y por tanto más radiación. Cada 1.000 metros de altitud, aumenta la intensidad de la radiación un 10%.

- La latitud. Cuanto más cerca del ecuador, mayor peligro.

- Capa de Ozono. El agujero en la capa de ozono, especialmente el localizado en torno al Polo Sur, incrementa considerablemente el riesgo en las regiones antárticas a pesar de su distancia al ecuador. La OMS augura para los próximos años, un incremento de los casos de cataratas y otras enfermedades visuales como consecuencia de esta reducción en la capa de ozono. Actualmente las cataratas causan más de 17 millones de casos de ceguera al año.

- La estación de Año. En el hemisferio norte, junio y julio son los más peligrosos. En el sur el riesgo mayor es en diciembre y enero.

- La hora. Entre las 10 AM y las 2 PM se concentra el máximo de radiación.

- La nubosidad. Las nubes NO nos protegen, dejan pasar el 90% de la radiación ultravioleta. Es un error pensar que podemos prescindir de las gafas de sol un día de verano sólo porque está nublado y la luz molesta menos.

- El entorno. La radiación se incrementa un 20% en la arena, un 30% en el agua y un 90% en la nieve, al reflejarse sobre estas superficies.

- Conductas Inapropiadas. Quedarse dormido en la playa (aún con gafas de sol), observar directamente el sol (ninguna gafa protege de esa intensidad), observar fenómenos relacionados como eclipses, uso en labores industriales como soldar, etc.

- La edad. Cuidado con los niños, cuyos ojos son especialmente vulnerables al sol. Hasta los 18 años el cristalino no se ha terminado de formar. Ellos TAMBIEN deben usar protección adecuada.

- El color de los ojos. Las personas de ojos claros tienen menos protección natural.

El uso de gafas de sol SIN GARANTIA OPTICA. El grado de oscuridad de las lentes de sol no es un indicativo de su nivel de protección, existiendo lentes muy oscuras que no absorben adecuadamente las radiaciones ultravioletas. En ese caso, su efecto es más perjudicial que beneficioso, ya que estas lentes hacen que pase a nuestros ojos menos luz visible, disminuyendo así nuestros mecanismos naturales frente a la luz (como la contracción de la pupila). Por este motivo, es peor llevar unas gafas de sol con una mala protección solar que no llevar ningunas.

CONSECUENCIAS DE NO USAR GAFAS DE SOL DE CALIDAD

Según un estudio del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas de España, entre el 70% - 80% de gafas de sol que se venden en ESPAÑA, NO TIENEN GARANTIA OPTICA.

Las gafas sin garantía óptica, las compradas habitualmente en mercadillos, bazares o puestos callejeros, carecen de los filtros necesarios para evitar el paso de la radiación ultravioleta (UV) a nuestros ojos. Esto tiene graves consecuencias para nuestra salud, algunas de ellas:

- Dolores intensos de cabeza
- Fatiga ocular
- Lagrimeo
- Fotofobias anormales (intolerancia a la luz)
- Queratoconjuntivitis actínica
- Úlceras epiteliales
- Degeneraciones corneales
- Edemas maculares
- Degeneraciones retinianas
- Cataratas

Además deberemos tener en cuenta que los efectos de la radiación ultravioleta (UV) son acumulativos, por lo que la reacción de nuestro cuerpo será peor cuanta más radiación se haya recibido.

CARACTERÍSTICAS O ESPECIFICACIONES DE LAS GAFAS DE SOL

Filtro de Protección Ultravioleta (UVB). TODAS las gafas de sol deben presentar una protección del 100% a este tipo de radiación.

Filtro de Protección Solar. Es el porcentaje de luz que dejan pasar las lentes de la gafa de sol. Deberemos elegirlo en función de la iluminación ambiente, la actividad a realizar y de nuestra sensibilidad al deslumbramiento. A continuación se detalla en una tabla aplicaciones y restricciones según filtro, según estándar europeo EN 1836:2006:

Nº Filtro

Transmisión

Denominación

Aplicaciones

Restricciones

080% - 100%Lentes claras o ligeramente coloreadasInteriores / Cielo cubiertoNinguna
143% - 80%Lentes ligeramente coloreadasLuminosidad solar ligeraConducción Nocturna
218% - 43%Lentes medianamente coloreadasLuminosidad solar medianaConducción Nocturna
38% - 18%Lentes fuertemente coloreadasLuminosidad solar fuerteConducción Nocturna
43% - 8%Lentes muy oscuras

Luminosidad solar extrema (Mar o Alta Montaña)

Conducción

No han tenido éxito los intentos de definir un estándar ISO internacional, en la actualidad existen tres regulaciones internacionales sobre niveles de protección, son las siguientes:

- El citado anteriormente ESTÁNDAR EUROPEO EN 1836:2006, que establece 5 niveles que van, de menor a mayor protección, de 0 a 4. Para asegurarnos que las gafas se ajustan a esta norma, es importante exigir que las gafas exhiban la marca CE.

- El ESTÁNDAR AUSTRALIANO AS 1067 establece también 5 niveles de protección, que van del 0 al 4.

- El ESTÁNDAR ESTADOUNIDENSE ANSI Z80.3-2001 no distingue entre diversos niveles de protección. Exige una transmitancia de UVB (280 to 315nm) y de UVA (315 to 380nm) no superior al 1% y 50% respectivamente, de la transmitancia en el rango visible.

Color de la lente. El color del filtro NO es un indicativo de la protección a la radiación solar y será elegido en función de las necesidades de uso de cada uno o sus preferencias estéticas.

Unas coloraciones dan más contraste que otras, o permiten una percepción de los colores con mayor precisión.

De acuerdo a esto último podemos considerar la siguiente clasificación:

POCA O NULA DISTORSION DE LOS COLORES

Lentes Grises, Se consideran neutras ya que no alteran ni el contraste ni los colores.

Lentes Verdes o Marrones. Pueden causar una mínima distorsión del color y aumentan el contraste.

ALTA O MEDIA DISTORSION DE LOS COLORES

Lentes Rojas. Buenas para condiciones de media o poca iluminación, ya que aumentan el contraste.

Lentes Naranjas y Amarillas son las mejores aumentando el contraste en la percepción de la profundidad en días nubosos o con niebla.

Lentes Azules o Violetas. No presentan beneficios reales.

Tipos de Lente Según su Naturaleza o Composición. Según su composición o naturaleza podemos dividirlas en:

MINERALES. Vulgarmente denominadas de “cristal”, ofrecen una mayor resistencia al rayado y claridad óptica.

ORGANICAS o POLICARBONATO. Vulgarmente denominadas de “plástico”, el compuesto más habitual es el llamado policarbonato CR–39, presente en muchas de las lentes actuales en gafas de sol (aunque existen otros compuestos), ofrecen un menor peso y mayor resistencia al impacto.

Polarización. Es un tratamiento que pueden llevar las lentes de las gafas de sol, y que sirve para evitar deslumbramientos producidos por los reflejos de la luz sobre superficies como el agua, nieve, arena, cristal, metálicas, asfalto, etc. Tratamientos Antirreflejantes. La luz que incide desde atrás se puede reflejar en la cara interna de la lente y llegar a resultar molesta. Para evitarlo, se pueden aplicar tratamientos antirreflejantes en la parte interior.

Lentes Espejadas. Las lentes espejo reflejan la luz impidiendo que una buena parte pase al ojo. Es un filtro "extra" que se puede añadir a todos los demás. Se consigue añadiendo una fina capa reflectante a la cara exterior de la lente. Tienen el problema de que se araña o rayan con mucha facilidad.

Lentes Degradadas. La parte superior de la lente es oscura, evitando que el cielo deslumbre y la parte inferior es más clara, en la zona en que centramos la atención.

Lentes Fotocromáticas. Estas lentes tienen la característica de oscurecerse automáticamente según la cantidad de luz que reciben.

Forma. Según el uso que queramos darle a nuestras gafas y nuestra morfología facial, o en el caso de gafas de moda, según nuestros gustos, será más aconsejable una forma u otra. Por ejemplo, para actividades deportivas en
ambientes con muy alta luminosidad u otras condiciones climáticas adversas, es más aconsejable unas gafas envolventes que se adaptan a la cobertura de nuestra cara. De esta forma tendremos cobertura lateral contra la luz solar y mayor protección contra el polvo u otras inclemencias del tiempo.

NORMATIVAS SOBRE GAFAS DE SOL

NORMATIVA EUROPEA

Todas las gafas vendidas en Europa tienen que cumplir la Directiva Europea EN1836:1997, la cual indica que tienen que ofrecer una protección 100% contra la Radiación Ultravioleta. Si bien es cierto, que dicha norma no define que se
entiende por una protección 100% UV. NORMATIVA ESPAÑOLAReal Decreto 1992. En 1992 el Gobierno español reguló mediante un Real Decreto las normas de seguridad que debían seguir las gafas de sol: tener un alto grado de protección contra los rayos ultravioleta, ausencia de rugosidades y bordes vivos, y neutralidad óptica.

CUIDADO DE LAS GAFAS DE SOL

Debemos ser especialmente cuidadosos con nuestras gafas de sol. Algunas normas básicas para garantizar su cuidado:

- Siempre que no se usen deberemos conservarlas en su correspondiente estuche.

- Cuando se ensucien deberemos lavarlas con agua y/o jabón neutro, las deberemos dejar secar de forma natural y posteriormente pasarles una bayeta óptica.

- Podemos emplear productos específicos, pero deberemos asegurarnos previamente que no hay partículas de polvo o arena sobre las lentes para no rayarlas.

- No dejarlas a exposición directa del sol, en lugares como el salpicadero del coche, u otros lugares cerrados en los que se generen altas temperaturas que pueden deformar las monturas o lentes.